viernes, 29 de octubre de 2010

Estamos con Cristina

La muerte de Néstor Carlos Kirchner nos afecta directamente. Su gobierno y el de su compañera y actual presidenta nos dio la posibilidad de pensar la política, de vivirla, de sentirla, como nunca antes lo habíamos hecho. Néstor nos devolvió la discusión y validó con sus acciones y discursos nuestras preocupaciones. Cristina continúa esa transformación de una sociedad que, durante nuestra adolescencia en los años noventa, había logrado niveles de apatía desconcertantes.

Con los Kirchner, el peronismo reapareció como eje central, problema y problemática de la identidad argentina en todas sus formas. Desde hacía décadas que nos faltaba esa pieza. Y reapareció con liturgia, con limitaciones y con equívocos. Pero reapareció de sus manos. Siempre se dice que el anti-peronismo es una fuerza identitaria, igual de potente, o más que el peronismo. Ellos, la oposición, entonces, también deben agradecerles, si quieren un país que pelee siempre por ser más democrático.

Néstor será recordado como un presidente positivo, un hombre de coraje, un maleducado que decía las cosas de frente. Nos caía bien esa frontalidad. Lo vamos a extrañar como actor político y como referente ideológico, por supuesto. Pero sobre todo como autor de una vida política descontracturada y vital, que unía épica y picaresca. Lo vamos a recordar con el saco desabrochado, estrábico, despeinado y arrabalero. Perdemos mucho más que un gran ex presidente y operador político, pero también ganamos un símbolo.

Por todo esto, presidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández, le brindamos con este humilde gesto nuestro apoyo y nuestra solidaridad en este momento, marcado para siempre en nuestra memoria privada y política.

139 comentarios:

  1. Javier Alcácer

    Mariano Canal

    Patricio Erb

    Facundo Falduto

    Javier Fuente

    Amadeo Gandolfo

    Nicolás Lantos

    Joaquín Linne

    Francisco Marzioni

    Nicolas Mavrakis

    Alejandro Soifer

    Juan Manuel Strassburger

    Juan Terranova

    Hernan Vanoli

    Diego Vecino

    ResponderEliminar
  2. Christian J. Kanahuaty, de Cochabamba-Bolivia

    ResponderEliminar
  3. Natalia Castex

    y mis hijas

    Juana Olmedo
    Lucía Olmedo

    ResponderEliminar
  4. Luciana Dalmagro
    Martin Carrere
    Augusto Toscano
    Violeta Carrere
    Ana Soler
    Paula Frances

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Lucía Franzé

    Pilar Franzé

    Alfonso Franzé

    Liliana Meilán

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Federico Manzioni

    ResponderEliminar
  10. Vamos Cristina con toda la fuerza al 2011 para profundizar este modelo Nacional y popular. Por una Argentina mas justa y solidaria.

    ResponderEliminar
  11. Yo, en cambio, pienso como el que escribió esto:
    Quiero aclarar que voy a escribir con las entrañas y que lo que voy a decir no es políticamente correcto. Es lo que siento y lo que alcanzo a razonar.
    No voy a cambiar ahora mi punto de vista sobre NK.
    Lo que pensaba el 26/10 lo sigo pensando hoy.
    El tipo no me gustaba y por lo tanto sigue sin gustarme.
    Que se haya muerto no agrega nada a la figura del sujeto.
    Se murió, punto. Como nos vamos a morir todos.
    Una muerte repentina no lo hace mejor.
    No se murió Martin Luther King, ni Gandhi, ni la Madre Teresa.
    Se murió un tipo que hizo de su vida política un enfrentamiento constante, que favoreció y estimuló las antinomias, que llenó de bronca, malos modos, desprecio, y falta de educación la sociedad argentina.
    Se murió un tipo que se autodenominó como de la juventud revolucionaria y que en 1976 se escapó al sur ante el ruido del primer petardo, y fue amigo de los militares torturadores.
    Se murió un tipo que se autoerigió como el defensor único de los derechos humanos, ignorando todo lo hecho por otros gobiernos, y al que nunca ante se le había conocido militancia social.
    Se murió un tipo que cuando ardían los cuerpos de 200 personas en Cromagnon se escapó a refugiarse en su guarida sureña y que no apareció por la capital hasta tres días después.
    Se murió un tipo que acrecentó su fortuna en 55 millones de dólares en dos años y que hizo desaparecer 500 millones de dólares.
    Se murió un tipo que se agarró el testículo izquierdo cuando nombraron a un ex presidente en el congreso, dando muestras de su fascinante educación y que después negoció con el mismo ex presidente su voto en el senado.
    Se murió un tipo que, lamentablemente, mostró lo peor de la sociedad en cuanto al respeto por el otro.
    Se murió un tipo que a un porcentaje importante de la sociedad nunca respetó.
    A la que siempre hostigó. Y no hablo de los que tienen guita, ellos se defienden solos. Me estoy refiriendo a los que simplemente no pensábamos como él
    Se murió un tipo que nunca debatió ideas. Que su forma de ejercer la política era tirar a la banquina al que no pensaba igual.
    Se murió un tipo que no respetaba, al que no compartía su opinión.
    Más cuando se trata de gente que ha influido o influye en las vidas de la gente común como nosotros, como son los políticos.
    No me puse a llorar cuando me enteré, pero la verdad es que tampoco me entristecí.
    No me conmueve ver a su esposa al lado del féretro, ni a Hebe de Bonafini llorar.
    Se murió un tipo que a mí no me gustó nunca, a pesar que en algunos o muchos casos he estado de acuerdo con lo que hacía. Pero no cómo lo hacía.
    No estoy feliz, ni triste.
    Alejandro Borenztein

    ResponderEliminar
  12. eso no lo escribio Borenztein, BOBO, es apocrifo. Esto demuestra que te comes cualquiera. Usa la cabeza en vez de repetir como lorito...

    ResponderEliminar
  13. Igual, sea quien sea, estoy de acuerdo con el que lo escribió...y te lo digo sin agredir (veo que vos aprendiste bien el método K)

    ResponderEliminar
  14. Anónimo, este espacio se trata, precisamente, de poner nuestros nombres. Si lo decís como un cobarde nadie lo va a escuchar. Pero evidentemente, no te interesa escuchar, te interesa solamente decir.

    ResponderEliminar
  15. ¿Se tocó un testículo? ¿No había tocado la madera de la mesa? ¿O había hecho fuck you? No sé, inventemos cualquier cosa que lo lindo es pegarle a un tipo que hizo mucho por el país y hacerse el boludo con la correctísima gente que se cagó en todos nosotros.

    ResponderEliminar
  16. Yo pensé que ya iban por un millón pero, bueno, 137 adherentes no está tan mal, eh...

    ResponderEliminar
  17. LAS BICISENDAS DE MACRI : Macri llama desde Miami y pregunta:
    - "¿Cómo andan las cosas por allí?".
    - "Mal! Se armó un despelote porque los vecinos protestan ya ... que por culpa de las bicisendas no pueden estacionar sus autos y el tránsito ahora es dema ...siado lento. Y para peor nadie circula en bicicleta ..."
    - "¡Estoy rodeado de inútiles! Saquen ya un decreto por el cual en las principales bocacalles se van a alquilar bicicletas a precios promocionales".
    - "Lo hemos pensado. Pero el pueblo quiere que prediquemos con el ejemplo ... y nosotros andamos en autos importados ..."
    - " Eso se arregla fácil. Sáquenle el auto oficial a la Michetti y que el gordo boludo que le hace de chofer empiece a empujarla con la silla de ruedas por las bicisendas y listo."
    leer mas EN EL BLOG
    www.kikitodulce.blogspot.com
    Y si te agrada, hacete miembro
    Gracias

    ResponderEliminar